Cuando sufrimos en casa un caso de pediculosis (que suele ser, principalmente, en nuestros hijos e hijas) tenemos miedo de que la infestación se agrave contagiándose al resto de la familia. Las prendas de vestir están en contacto con el cabello de la persona que sufre el problema, lo cual resulta inevitablemente en un intercambio de estos insectos entre la ropa y el pequeño. ¿Cómo podemos lavar la ropa para evitar que este problema se agrave? ¿A qué temperatura deberemos poner la lavadora para asegurarnos de que matamos a todos los piojos y liendres?

Para comprender un poco qué debemos hacer en estas situaciones deberemos diferenciar cada caso concreto. Sabiendo el comportamiento y resistencia de los piojos a estos cambios en su medio podremos estar más tranquilos tomando las medidas más adecuadas para asegurarnos de su eliminación.

¿Se pueden transmitir los piojos a través de las prendas de vestir?

Sí. Las prendas de vestir, de hecho, son una de las principales maneras en la que los piojos se transmiten entre los más pequeños. El intercambio de este tipo de ropa, generalmente en épocas invernales (que es cuando se suelen utilizar gorros, bufandas y abrigos) es una vía normal por la que los piojos y las liendres se expanden.

Esto significa que, si una de nuestras preocupaciones es la ropa en relación a este parásito, estamos en lo cierto. Si queremos evitar la expansión de la infestación deberemos tener en cuenta este canal y tomar las medidas que proponemos a continuación para evitarlo.

¿Y las liendres, se pueden contagiar por la ropa?

Las liendres son los huevos de los piojos. Debemos comprender que estas solo existen para facilitar la primera fase de vida de la pediculosis (si quieres saber un poco más sobre el ciclo de vida de los piojos y cuánto pueden vivir te animamos a que consultes nuestro artículo al respecto), pero que los piojos no las utilizan en su etapa de expansión.

De hecho, el pegamento que las adhiere a los pelos es extremadamente resistente (¿sabías que está hecho de quinina y que es tan fuerte como el cemento armado?). Entonces, ¿cómo va a conseguir una liendre ‘despegarse’ del pelo y llegar a otro individuo? La propia defensa del huevo del piojo es la que le impide desprenderse de la persona afectada y terminar en la prenda de ropa.

En relación a lo anterior, y teniendo en cuenta cómo funciona la infestación durante los primeros días, es difícil que se produzca un contagio a otras personas durante la primera semana desde la misma. Sí, en tres semanas podemos tener cientos de liendres en la cabeza, pero antes de la primera no ha pasado el tiempo suficiente como para que haya piojos adultos o ninfas que puedan desprenderse y llegar a otros individuos.

Por tanto podemos deducir que, a diferencia de los piojos, las liendres no se quedan en la ropa y no pueden ser una causa de infestación. Si en la prenda (un abrigo o bufanda, por ejemplo) vemos puntos blancos, es muy difícil (por no decir imposible) que se trate de una liendre, por lo menos de una que esté viva.

¿Qué pasa con los piojos cuando aterrizan en la ropa?

eliminar piojos de la ropa

Los piojos que se quedan enganchados en una prenda de ropa tipo bufanda, gorro o similar, deben estar vivos para que produzcan un contagio. En el momento en el que se adhieren a la ropa saben que no hay alimento, por lo que se quedan en estado latente esperando a que otro cabello entre en contacto.

Es muy importante recordar que los piojos no pueden saltar, y que es necesario que haya contacto físico para que pasen de un lado a otro. Por esta razón los piojos se suelen situar en la parte más externa de la misma, que es donde hay más probabilidades de que se puedan enganchar a otro cabello. Por tanto, y si el piojo está vivo y activo, tenderá a no esconderse entre las costuras.

¿Pueden reproducirse los piojos en la ropa?

Los piojos pueden reproducirse en la ropa, pero no tienen dónde adherir las liendres. Por tanto esta reproducción queda limitada al momento de la fecundación, pero no podrán nacer piojos nuevos si no se depositan los huevos en otra cabeza.

Las liendres, tal y como comentamos en nuestro artículo sobre cómo se reproducen (si te lees ese artículo no te asustes con las conclusiones, avisado quedas), necesitan del calor del cuero cabelludo para proliferar sin problema. La ropa, además de que las hebras que la componen no tienen el mismo grosor ni consistencia que el cabello humano, no proporciona esa temperatura constante que necesita la plaga.

En este sentido podemos concluir que, aunque la ropa sea un canal de expansión, no es un lugar donde la plaga pueda aumentar en número de individuos.

¿Cuál es el tiempo máximo que pueden sobrevivir los piojos agarrados a las prendas de vestir?

Esta pregunta tiene mucho que ver con, en general, cuánto pueden vivir fuera de la cabeza de una persona. La respuesta teniendo en cuenta lo anterior es sencilla, y es que los piojos necesitan alimentarse constantemente de nuestra sangre para sobrevivir.

Cuarenta y ocho horas es la media que puede estar uno de estos insectos sin su alimento (nuestra sangre), por lo que será este tiempo el máximo que pueda sobrevivir en una prenda de ropa. Todo ello, por supuesto, teniendo en cuenta que proviene de una cabeza donde se acaba de alimentar, ya que en caso contrario será todavía menor el plado para que muera.

¿Cómo debo lavar la ropa para matar a los piojos?

Los piojos no pueden sobrevivir a temperaturas superiores a cincuenta grados centígrados, por lo que la mejor manera para asegurarnos de que los eliminamos de las prendas de vestir es metiéndolas en la lavadora con un programa que caliente el agua a mayor temperatura.

Como esta no suele ser homogénea dentro del tambor, una opción para no dejar ningún rastro del parásito es hacer dos coladas por prenda, de forma que entren en contacto con esta temperatura todos los individuos el tiempo suficiente como para que mueran.

Conclusión: mantener las prendas limpias puede ayudar a evitar una nueva infestación

La ropa es una de las causas de contagio, y no solo eso, sino que si queremos evitar una nueva infestación cuando hayamos logrado erradicarlos deberemos cuidar este aspecto. Además, si nuestro hijo o hija está en el colegio, será una buena medida preventiva tomar precauciones no solo en cuanto al seguimiento (haciendo una buena inspección de manera periódica), sino también con la ropa.