Los piojos, tal y como los conocemos, son la fase adulta de este tipo de insectos. Eliminarlos puede resultar relativamente sencillo con una acción de choque correcta. El problema puede venir con las liendres, un tipo de huevo que tiene una capacidad de supervivencia muy elevada (por causas naturales logran proliferar casi el noventa por cien de los huevos que se depositan) y que, además, es capaz de resistir prácticamente cualquier ataque desde el exterior. ¿Cómo podemos eliminar las liendres en su totalidad?

Piojos y liendres, ¿Cuál es más resistente?

Los piojos en su fase de ninfa o en la adulta (si tienes dudas sobre su ciclo de vida te animamos a que leas nuestro artículo sobre dónde viven los piojos cuando salen de nuestro cuero cabelludo) deben moverse para obtener alimento y reproducirse. Esta necesidad de movilidad y de sustento les expone en mayor medida a los agentes externos que se presenten, tanto naturales como aplicados por el ser humano.

Las liendres, por contra, se encuentran cerradas y selladas, lo cual les permite no entrar en contacto con ningún tipo de agente del exterior. Además, y gracias al pegamento que las adhiere a los pelos (increíblemente resistente incluso ejerciendo fuerza con las uñas) les ayuda a permanecer impasibles ante cambios del entorno.

En pocas palabras, las liendres resultan la fase del ciclo de vida de los piojos en las que es más difícil interrumpir la evolución. De hecho su forma (una pequeña vaina sellada en la parte superior) y constitución están preparados para que no se vean afectados por golpes físicos ni insecticidas.

En este sentido, y a pesar de que los piojos son cada vez más resistentes a champús y lociones, son las liendres las que ganan si tenemos que decidir cuál sobreviviría a peores condiciones. Los champús y lociones antipiojos no son capaces de hacerles mella, y otros remedios naturales como el vinagre (muy famosos en el imaginario colectivo) no terminan de deshacer el pegamento que las protege y de entrar en contacto con la larva que hay en su interior.

¿Por qué las liendres se quedan más tiempo?

Las liendres, tal y como están diseñadas, son capaces de sobrevivir mucho más tiempo que el necesario para que prolifere el piojo que tienen en su interior. Así de increíble es su resistencia. Esto hace que, incluso después de que el piojo nazca, sigan enganchadas al pelo de manera indefinida. De hecho, los profesionales del sector son capaces de saber cuándo se dio la infestación mirando sencillamente a qué altura se encuentran las liendres más antiguas. Y es que el cascarón vacío sigue en el pelo mientras este crece, lo cual, unido a que la hembra los deposita inicialmente siempre a un milímetro del cuero cabelludo, hace sencillo hacer el cálculo.

Además los piojos, a diferencia de otras especies, no utilizan el huevo para alimentarse una vez nacen. Es tan resistente que no tiene ningún tipo de nutriente que puedan aprovechar, dejándolo abandonado a su suerte.

¿Es posible eliminar las liendres con los mismos métodos que los piojos?

champú contra piojos

Champús y lociones no tienen efecto sobre las liendres debido a su resistencia.

Como hemos visto las liendres no tienen las mismas debilidades que los piojos una vez han nacido. En realidad podríamos decir que, prácticamente, no tienen debilidades.

Muchos champús y lociones antipiojos aseguran que son capaces de agredir y matar tanto a los piojos como a las liendres, cuando esto resulta prácticamente imposible ya que se defienden de maneras completamente diferentes. Así pues, los productos químicos que tienen como objetivo las fases avanzadas de la pediculosis (por ejemplo asfixiándolos o haciendo que no puedan reproducirse) no tienen efecto sobre las liendres, y viceversa.

¿Qué peligro hay si se quedan liendres vivas?

Eliminar los piojos y liendres en su totalidad es crucial para evitar que la plaga vuelva a aparecer. Es muy común que, pasados unos días desde el momento en el que creemos que hemos erradicado el parásito, este vuelve a proliferar. Y es que es suficiente con que queden dos liendres para que, pasados pocos días, estas puedan reproducirse de nuevo haciendo que el ciclo vuelva a comenzar.

En un tratamiento no solo debemos hacer especial hincapié en la completa desaparición de los insectos, sino que además tenemos que realizar un seguimiento e inspecciones periódicas que aseguren la desaparición de la plaga.

Entonces, ¿Cómo puedo eliminar las liendres?

Como acabamos de ver las liendres son la fase del ciclo de la vida de los piojos donde estos son más resistentes. Contra ellas, desde un punto de vista químico, poco podemos hacer porque son como pequeños tanques preparados para defenderse de cualquier agresión.

El vinagre, una solución muy utilizada en los hogares españoles, es conocido por su capacidad de deshacer el pegamento que mantiene unido el huevo al pelo. Aunque teóricamente esta afirmación tiene parte de razón, lo cierto es que en la práctica resulta imposible utilizarlo como solución debido al tiempo necesario para que la quinina termine de desaparecer liberando a la liendre. Para que el vinagre sea efectivo es necesario que se encuentre en contacto con el huevo de los piojos durante más de doce horas (en algunos estudios indican que, incluso, hasta veinticuatro), tiempo durante el cual no solo es un ácido que agrede al PH del cuero cabelludo, sino que también destruye las capas naturales protectoras del cabello.

Los remedios como champús y lociones, por su parte, están generalmente enfocados a eliminar a los piojos una vez han salido de la liendre. Contra los huevos son poco eficaces por la dificultad de que los productos químicos agredan al piojo sin destruir el cuero cabelludo o el cabello.

En general pediatras y profesionales recomiendan, para eliminar las liendres de manera segura, aplicar tratamientos mecánicos conjuntamente con un seguimiento exhaustivo. Es la única manera para lograr una eliminación que garantice la efectividad sin agredir la salud de la persona afectada.