Cuando tenemos un problema de piojos es recomendable acudir a los remedios que pediatras y profesionales ven más adecuados para eliminar el problema sin que la salud de la persona afectada se vea afectada. Los tratamientos mecánicos como las lendreras son algunos de los más habituales dentro de este campo y, aunque lo más adecuado es que sea utilizada por un profesional, muchos padres y madres se animan a aprender a usarla para iniciar el tratamiento. En estos casos nos podemos preguntar cuál es la mejor lendrera, y dónde debemos adquirirla.

¿Qué es una lendrera y para qué sirve?

La lendrera (conocida en algunas zonas como ‘liendrera’) es, en pocas palabras, un peine antipiojos que tiene las púas muy juntas entre sí, de forma que las liendres y los piojos se quedan ‘enganchados’ entre ellas. Normalmente estas púas tienen una forma aplanada, ya que es la que permite limpiarlas con mayor facilidad una vez se llenan de los parásitos.

Aunque puede parecer un utensilio relativamente moderno, lo cierto es que su uso se remonta a cientos de años atrás (¿te imaginas cómo era una lendrera de la edad media?). Y es que el ser humano ha intentado luchar contra los piojos desde siempre, porque también desde siempre han convivido con nosotros. Las lendreras, como herramienta básica a la hora de inspeccionar el cabello, se ha venido utilizando durante muchos años. Su evolución, aunque aparentemente no ha sido grande, sí que guarda algunos cambios que las hacen, en la actualidad, mucho más eficaces.

¿Para qué es eficaz el uso de la lendrera?

Lo más importante es entender que la lendrera, aunque su nombre parece indicar que sólo puede utilizarse contra las liendres, también es útil para arrastrar piojos. El problema suele ser la facilidad que tienen estos parásitos para esconderse entre el cabello, lo cual impide que su eliminación sea muy difícil utilizando exclusivamente este utensilio. Es por ello que los centros de eliminación de piojos y liendres compaginan el uso de lendreras profesionales con aspiradores creados para tal efecto.

A la hora de iniciar un tratamiento con lendreras hay que tener especial cuidado a la hora de diferenciar qué son huevos de pediculosis y qué es, sencillamente, caspa u otros residuos. Por esta razón es recomendable que, antes de pasarlas, apliquemos una limpieza general al cabello (con un champú tradicional que arrastre la suciedad), con intención de facilitar al máximo su uso.

Por último debemos tener en cuenta que muchas liendres, sobre todo las más pequeñas, pueden no ser arrastradas por el peine antipiojos. En estos casos deberemos hacer uso de nuestra habilidad con los dedos para lograr desprenderla, ya que un solo parásito puede lograr que en pocos días volvamos a tener una infestación completa.

¿Qué debe tener una lendrera para ser eficaz?

mejor lendrera

Ejemplo de una lendrera que no cumple ninguno de los requisitos mínimos.

Las lendreras deben tener, en la medida de lo posible, las siguientes características:

  • Material rígido que no pierda la forma. Es bastante común encontrar lendreras fabricadas con acero inoxidable o similar que impidan su deformación. En este sentido es conveniente que el material encuentre un equilibrio entre esta característica y la posibilidad de que los pelos puedan pasar a través de las púas. A pesar de ello debe primar su rigidez. Si queremos buenos resultados deberemos huir del plástico ya que este material no permite púas finas lo suficientemente juntas entre sí y con la suficiente resistencia como para arrastrar a los parásitos.
  • Puntas redondeadas. Si una lendrera no tiene las puntas redondeadas correremos el riesgo de hacer una herida a la persona afectada que, además, es posible que ya tenga erosiones debido a las incisiones realizadas por los propios piojos y por el niño o niña al rascarse. Como las liendres se encuentran muy pegadas al cuero cabelludo es común que las púas lo rocen (sobre todo si queremos hacer el tratamiento correctamente), por lo que una punta con un extremo bien acabado puede marcar la diferencia entre un tratamiento efectivo sin daño al pequeño y otro que no lo es.
  • Otras características: conforme la técnica de producción en serie ha ido mejorando se han añadido más características a las lendreras. Por ejemplo, algunas de ellas poseen pequeñas irregularidades o microperforaciones en las púas que permiten un arrastre superior de piojos y liendres.

¿Cuál es la mejor lendrera? ¿Qué lendrera me recomendáis comprar?

Todas aquellas que cumplan las anteriores características son adecuadas para utilizarlas como herramientas contra los piojos. Debemos tener en cuenta que las que poseen mayor calidad son las profesionales, y estas no se encuentran accesibles al público general porque suelen llevar aparejadas algunas patentes que obligan a su uso exclusivo por los centros especializados que inviertan en ellas.

Una vez conocidas las características necesarias deberemos corroborar que aquella que nos interese dispone de las mismas. Es recomendable acudir a un profesional si tenemos dudas sobre cuál escoger.

Consideraciones finales sobre los peines contra pediculosis

El uso de la lendrera no es sencillo, de ahí que haya una especialización en este campo desarrollada por los centros de eliminación de piojos y liendres. Si queremos facilitar la labor de erradicación de la pediculosis podemos optar por cortar el cabello, de forma que las zonas potencialmente afectadas disminuyan y sean más accesibles. En última instancia, y si no queremos correr riesgos, podemos acudir a los profesionales para aplicar este tratamiento con garantía de eliminación.