Las liendres, esos puntitos blancos que se encuentran adheridos en el cabello, son los huevos de los piojos. Cuando existen un caso de pediculosis capitis (comúnmente conocida como “piojos de la cabeza”) comienzan a aparecer, siendo la primera fase en el desarrollo de esta infestación. Cuando pasa el tiempo suficiente las liendres eclosionan, haciendo que aparezcan los individuos adultos que son los que, generalmente, producen el tan característico picor.

Su color es blanquecino tendiendo a marrón, siendo más claras si ya no contienen el embrión (o, lo que es lo mismo, si el piojo ya no se encuentra en su interior). Hay que tener en cuenta que es muy importante ser capaz de diferenciar entre una liendre eclosionada de otra que no lo está, principalmente para saber el grado de infestación en una persona afectada.

Uno de los métodos mecánicos más comunes para eliminar las liendres es el uso de lendreras. Estas, teniendo apariencia de peine con las púas muy juntas entre sí, permiten el paso del cabello dejando la liendre, al ser un poco más ancha, entre las mismas. Es un método tradicional laborioso que, a menos que se realice utilizando lendreras profesionales, nunca llega a ser completamente efectivo ya que, por una parte, muchas liendres no se quedan enganchadas en las púas y, por otra, resulta muy difícil realizar pasadas por todo el cabello.

piojos_4Resistencia de las liendres

Cualquier persona que se haya enfrentado a un caso de infestación de piojos habrá descubierto que las liendres son muy resistentes. Quitar las liendres, como paso necesario para la eliminación de la pediculosis, resulta muy difícil. Esta plaga que, con el paso del tiempo, ha desarrollado defensas contra los productos químicos más utilizados, ha creado un huevo donde desarrollar los embriones con una protección férrea. Es por esta razón que el uso de acciones mecánicas resulta, en muchas instancias, la única manera para lograr su completa eliminación.

Conclusión

Un buen tratamiento contra la pediculosis o la infestación de piojos y liendres es básico para evitar que la misma vuelva a aparecer. Los remedios caseros, aunque recomendables en situaciones poco desarrolladas (o como método complementario), no terminan completamente con la plaga, haciendo que esta reaparezca con el paso del tiempo.

Desde “¡Help! Piojitos” tenemos claro que una eliminación completa y eficiente de las liendres es un paso indispensable para evitar su reaparición, siendo conscientes de que es este el punto débil de los tratamientos convencionales. Por esta razón prestamos especial atención a esta fase, para que tú y los tuyos podáis estar tranquilos.