El verano es una época donde los campamentos son una de las actividades más solicitadas por los niños. Muchos padres y madres se preocupan sobre qué pasa durante este periodo de tiempo con problemas que se pueden presentar como picaduras de insectos o, como nos atañe a nosotros, piojos y liendres. ¿Cómo podemos evitar que los piojos arruinen el campamento de verano a nuestros hijos o hijas?

¿Campamento de verano para niños o para piojos?

Sí, los campamentos de verano son muy divertidos y una buena forma para que nuestro hijo adquiera conocimientos que de otra manera no tendría y, además, madure de manera natural. El problema suele ser que, por regla general, se realizan actividades que conllevan mucho contacto entre los más pequeños, maximizando la posibilidad de contagio. Así, muchas familias han asimilado (no sin cierta razón) que los campamentos de verano van siempre de la mano de un problema de pediculosis.

¿Por qué los piojos son tan amigos de los campamentos de verano?

Los campamentos de verano, como su propio nombre indica, suelen darse en verano. Hablamos de una época calurosa en la que los piojos encuentran el medio ideal para expandirse. Esto hace que las posibilidades de que infesten una cabeza se multipliquen, ya que los casos en los que los piojos terminan por no proliferar se minimizan. Y es que el calor y humedad ambiental son el caldo de cultivo ideal para este insecto.

A lo anterior debemos unir que los campamentos de verano tienen diversas actividades que potencian el contagio, entre las que encontramos:

  • Juegos: Durante los campamentos de verano los más pequeños se pasan muchas horas jugando y haciendo actividades en grupo, lo cual ayuda a que, si hay uno que está infectado, se traspase con rapidez. Esta causa es incluso más acentuada en los campamentos que en los colegios debido a la naturaleza de las actividades.
  • Selfies: Es común que los niños y niñas, al ser un lugar nuevo y lleno de experiencias divertidas, quieran hacer más fotos de las habituales. Los selfies son, en los campamentos de verano, otra de las vías por las que provienen los contagios.
  • Piscinas y similares: Las actividades relacionadas con el verano son las preferidas en los campamentos. En este sentido recordemos que los piojos no solo no se ven afectados por el agua, sino que también se ven ayudados por toallas que se comparten, etc.
  • Zonas comunes de dormir (tiendas de campaña, casas rurales…): Lo que más divierte a los niños en este tipo de actividades de vacaciones es la libertad que les da y la sensación de vivir una experiencia diferente, sobre todo dada por dormir en un lugar extraño con amigos. Esta situación propicia que los piojos se expandan debido a su facilidad por estar en las prendas de ropa y en telas.

¿Hay campamentos donde no se puedan contagiar los piojos?

prevención piojos en campamento verano

Los piojos se contagian en todos los lugares, por lo que no existe ningún campamento en el que se pueda asegurar que se evite este problema. Lo que sí se está dando son organizaciones que establecen un protocolo de actuación frente a la pediculosis, realizando de manera periódica inspecciones por parte de los monitores (aunque generalmente no siguen las recomendaciones para hacer una inspección profesional) y actuando con rapidez ante la aparición de un caso.

En este sentido es bueno que padres y madres nos informemos previamente al inicio del campamento sobre cómo se va a actuar en caso de que el pequeño se infecte, sobre todo si queremos que no se le apliquen tratamientos basados en productos químicos que pueden ser perjudiciales para su salud. En pocas palabras, si quieres evitar que los monitores les pongan champús y lociones antipiojos porque sabes que este tipo de soluciones tienen efectos secundarios para el pequeño deberás informarte sobre cómo responden y qué opciones dan si nos oponemos a su uso.

Recordemos que hay otro tipo de tratamientos, como los efectuados en ¡Help! Piojitos, que son mecánicos, garantizan la eliminación de la plaga y son completamente naturales, sin afectar de ninguna manera la salud del niño o niña.

Los consejos que salvarán a tu hijo de los piojos

Pocos son los consejos que se pueden dar en este aspecto, pero sí hay algunas recomendaciones que pueden tenerse en cuenta.

Qué debemos hacer:

  • Decir a nuestro hijo que procure no jugar juntando la cabeza con la de sus compañeros.
  • Decir a nuestro hijo que procure no compartir peines, toallas, prendas de vestir, etc.

Qué no debemos hacer:

  • Decir a nuestro hijo que no se junte con algún compañero del que piense que tiene piojos, ya que estará aislándole.
  • Sacar el problema de contexto y proporción, ya que el miedo puede ser mucho peor que la propia enfermedad.

¿Son los piojos una razón para que mi hijo o hija no vaya al campamento de verano?

Definitivamente no. Los campamentos de verano son una muy buena manera de que el más pequeño madure y aprenda, poco a poco, a valerse por sí mismo. De hecho es una actividad que se suele recordar con mucho cariño años después durante la etapa adulta, mientras que un problema de piojos se olvida pasado un tiempo (sobre todo si ha sido tratado en un centro ¡Help! Piojitos, ya que se eliminan en pocos minutos y sin que se entere).

Los piojos y liendres, tanto en relación con los campamentos de verano como con cualquier otro aspecto de nuestra vida, no deben condicionar nuestras actuaciones, sobre todo en un momento en el que la tecnología nos permite quitarlos con suma rapidez y facilidad gracias a los tratamientos mecánicos. En ¡Help! Piojitos conocemos muchas causas de contagio de piojos y luchamos cada día para informar y minimizarlas, pero nunca a costa de la evolución y felicidad de los niños y niñas.